★ "LEARN FROM THE PAST & REACH FOR THE FUTURE" ★

LOGO

mary-jane
Asesora Pedagógica

Mary Jane Amaya

Soy Mary Jane Amaya y desde mi proyecto, Amaya Summer School, tengo el objetivo de que tu hijo, además de mejorar su inglés, regrese a casa con recuerdos duraderos de experiencias que le servirán de por vida.

Mary Jane Amaya, directora

Llevo más de 25 años siendo asesora pedagógica de programas de bilingüismo, dando ponencias, preparando y formando a docentes y siendo profesora. Me apasiona mi profesión y el contacto con los docentes y los niños. He impulsado proyectos de inmersión en colegios y he promovido y tenido un papel importante en que un gran número de alumnos estén teniendo la oportunidad de subirse al tren de la modernidad multilingüe en el que las fronteras desaparecen.  Ha sido un camino emocionante y a veces la rapidez con la que se han implementado estos cambios ha sido sorprendente y algo frenético.  Cada vez más veo que los niños y jóvenes tienen mejores oportunidades.

Pero, por otra parte, también me he dado cuenta de que, en este afán por avanzar, los niños están perdiendo la oportunidad de profundizar, desarrollar su creatividad, algo importante ya que el mundo necesita soluciones creativas para los problemas de hoy, y meditar sobre el camino que quieren tomar en sus vidas. Todo va demasiado rápido.

mary-jane
Asesora Pedagógica

Mary Jane Amaya

Soy Mary Jane Amaya y desde mi proyecto, Amaya Summer School, tengo el objetivo de que tu hijo, además de mejorar su inglés, regrese a casa con recuerdos duraderos de experiencias que le servirán de por vida.

Llevo más de 25 años siendo asesora pedagógica de programas de bilingüismo, dando ponencias, preparando y formando a docentes y siendo profesora. Me apasiona mi profesión y el contacto con los docentes y los niños. He impulsado proyectos de inmersión en colegios y he promovido y tenido un papel importante en que un gran número de alumnos estén teniendo la oportunidad de subirse al tren de la modernidad multilingüe en el que las fronteras desaparecen.  Ha sido un camino emocionante y a veces la rapidez con la que se han implementado estos cambios ha sido sorprendente y algo frenético.  Cada vez más veo que los niños y jóvenes tienen mejores oportunidades.

Pero, por otra parte, también me he dado cuenta de que, en este afán por avanzar, los niños están perdiendo la oportunidad de profundizar, desarrollar su creatividad, algo importante ya que el mundo necesita soluciones creativas para los problemas de hoy, y meditar sobre el camino que quieren tomar en sus vidas. Todo va demasiado rápido.

Tu hijo no solamente mejorará su inglés, sino que regresará a casa con recuerdos duraderos de experiencias que le servirán de por vida
Experiencias

Opiniones de padres y alumnos

Joaquin y Nerea participaron en el primer programa. Solo tenían 8 y 11 años. Nos costó mucho tomar la decisión, porque era la primera vez que se hacía y era su primera salida “solos” fuera de España. No nos equivocamos, tal como imaginamos, todo estaba perfectamente planificado y organizado. Nuestros hijos estuvieron felices todo el tiempo, y nosotros con ellos porque diariamente estábamos informados desde Irlanda a través del blog. Les veíamos disfrutar en las fotos y Tracy nos contaba todo lo que hacían y todas las anécdotas que surgían día a día, era como si lo viviéramos in situ con ellos. Se divirtieron de lo lindo (surf, climbing, jumping, piraguas, …) Volvieron más autónomos, (con alguna receta bajo la manga).Y su nivel de inglés mejoró notablemente, sin que les supusiera mucho esfuerzo. Joaquin y Nerea volvieron a repetir el programa dos años después.

 Gracias Mary Jane y Tracy por tan positiva experiencia.

Encarni (programa 2013 y 2015)

Mi hijo tenía 9 años recién cumplidos cuando decidí que tenía que vivir la experiencia de Irlanda. Mi familia no estaba de acuerdo porque era muy pequeño para dejarlo ir fuera de casa, salir del país y sin nadie que lo acompañara. Se referían a “nadie de la familia”, pero para mí la única garantía que tenía de que serían unas vacaciones estupendas para él era precisamente eso: que se iba con una persona que sabía que se comportaría con él como si lo mandara a casa de mi hermano o de viaje con mi cuñada, que cuidarían de él como alguien de su propia familia. Son unas vacaciones para ellos en familia. Disfrutando del verano y aprendiendo a desenvolverse fuera de casa con la compañía y el cuidado de mi persona de mi entera confianza. Al año siguiente, no dio lugar a preguntarle si quería volver. Antes de abrir el plazo de inscripción, él había decidido por su cuenta que se iba otra vez. Este año también, si es posible, irá. Y así hasta que él decida poner fin a esta etapa de su vida.
Muchas gracias, Mary Jane.

Nuria Garrido

El campamento de Irlanda fue una gran experiencia, ya que conocí gente nueva, tanto irlandesa como española y también practiqué y mejoré mucho mi inglés.

Por las mañanas íbamos al campamento con mucha más gente y realizábamos actividades como surf, escalada…y muchas cosas más. Por las tardes teníamos unas divertidas clases de inglés y hacíamos experimentos, y por las noches cocinábamos y teníamos tiempo libre. Los fines de semana hacíamos excursiones a pueblos, íbamos al cine y muchas más actividades.

Me lo pasé muy bien y fue una gran experiencia que no olvidaré nunca.

Maite (9 y 10 años cuando fue)

La oferta de viajes para niños a países de habla inglesa es enorme hoy día y, como padres, lo que más nos preocupaba a la hora de dejar a nuestros hijos salir al extranjero, no era que aprendieran inglés, sino que que aprendieran inglés y que lo hicieran en un buen ambiente. Mary Jane, a la que conocemos hace muchos años y en la que teníamos puesta toda nuestra confianza, demostró ser no solo una excelente profesora, sino que fue como una madre para ellos durante su estancia, sobre todo para la pequeña de 9 años, que era la primera vez que salía fuera. Los niños también ayudaron a que sus días de campamento fueran más que buenos, pues compartían todo y siempre en buena sintonía. Sin duda aprendieron el idioma, se soltaron mucho y como no, disfrutaron de lo lindo con todas las actividades que proponía el campamento irlandés. A estos ratos de ocio también se le sumaron muchos momentos de aprendizaje con Mary Jane, que también resultaron muy divertidos y provechosos pues así es como ella enseña a sus niños, usando por ejemplo la cocina, experimentos, visión de vídeos, juegos, etc.

Maite Briones

Es un programa totalmente recomendable, especialmente para las primeras salidas al extranjero de los niños ya que son un grupo reducido que recibe atención directa en todo momento.

El hecho de estar mezclados con niños irlandeses en las actividades potencia el aprendizaje del idioma, la capacidad de relación y la integración en las costumbres del país.

Van acompañados de personas de total confianza que hacen que la experiencia sea inolvidable tanto desde el punto de vista formativo como personal.

Estela (2017)

Cuando fui a Irlanda fue una experiencia inolvidable con toda la gente que conocí. Una de las cosas que más me gustó fue aprender a surfear y se aprende muchísimo inglés.

También me encantaba ayudar a preparar la comida todos juntos haciendo distintas cosas.

Una aventura inolvidable.

Cristina Gomez-Villalba

Lo que más me animó a elegir este campamento es la atención personalizada. No creo que haya muchos igual. La propia organizadora, Mary Jane, es una profesora americana, y combina una gran experiencia y grupos muy reducidos. Es ella la que viaja con los niños y vive con ellos en una casa dentro del campamento, como si fueran una familia, lo que es ideal porque son muy jovencitos. Ella se encargaba también de preparar las comidas… ¡¡¡riquísimas!!! Mi hija estaba encantada y eso que tiene dieta sin gluten, lo cual no supuso ningún problema. También me gustó el campamento que es de y para niños irlandeses. El único grupo de españoles era el nuestro. El inglés era el único idioma utilizado por lo que el inglés de mi hija dio un salto. ¡¡¡Primer objetivo conseguido!!! Pero además, esta experiencia les ayuda a tener una mente global, saber que existen otros chicos con otras culturas y con intereses iguales y distintos.  Ellos vienen encantados porque se divierten, hacen deportes, surf, actividades, excursiones, todo en un ambiente familiar y seguro.

Ana Estella (2016)

Fantástica experiencia, los niños aprenden inglés mientras juegan, hacen experimentos increíbles, aprenden a cocinar o incluso hace windsurf.

Mary Jane es una fantástica profesora de inglés que además es capaz de sacar lo mejor de cada niño, con muchísimo cariño y gran paciencia los ayuda a ser independientes y a adaptarse en un tiempo récord a un país y a unas costumbres tan distintas.

¡¡¡Para nuestros dos hijos ha sido una experiencia maravillosa es sin duda una “apuesta segura”!!!

Beatriz Gomez-Villalba (Verano 2013)

Fue mi primera salida al extranjero sin mis padres, ¡¡¡¡¡Fue alucinante!!!!!

El campamento fue súper divertido, me encantaron las clases de windsurf, hacer experimentos, hacer excursiones  en canoa, en bici; las clases de inglés fueron súper divertidas y aprendimos un montón y también aprendimos a socializarnos.

Fue una experiencia inolvidable.

Ramón García Gomez-Villalba Verano 2013 (tenía 9 años cuando fue a Bundoran)

Experiencias

Opiniones de padres y alumnos

Joaquin y Nerea participaron en el primer programa. Solo tenían 8 y 11 años. Nos costó mucho tomar la decisión, porque era la primera vez que se hacía y era su primera salida “solos” fuera de España. No nos equivocamos, tal como imaginamos, todo estaba perfectamente planificado y organizado. Nuestros hijos estuvieron felices todo el tiempo, y nosotros con ellos porque diariamente estábamos informados desde Irlanda a través del blog. Les veíamos disfrutar en las fotos y Tracy nos contaba todo lo que hacían y todas las anécdotas que surgían día a día, era como si lo viviéramos in situ con ellos. Se divirtieron de lo lindo (surf, climbing, jumping, piraguas, …) Volvieron más autónomos, (con alguna receta bajo la manga).Y su nivel de inglés mejoró notablemente, sin que les supusiera mucho esfuerzo. Joaquin y Nerea volvieron a repetir el programa dos años después.

 Gracias Mary Jane y Tracy por tan positiva experiencia.

Encarni (programa 2013 y 2015)

Mi hijo tenía 9 años recién cumplidos cuando decidí que tenía que vivir la experiencia de Irlanda. Mi familia no estaba de acuerdo porque era muy pequeño para dejarlo ir fuera de casa, salir del país y sin nadie que lo acompañara. Se referían a “nadie de la familia”, pero para mí la única garantía que tenía de que serían unas vacaciones estupendas para él era precisamente eso: que se iba con una persona que sabía que se comportaría con él como si lo mandara a casa de mi hermano o de viaje con mi cuñada, que cuidarían de él como alguien de su propia familia. Son unas vacaciones para ellos en familia. Disfrutando del verano y aprendiendo a desenvolverse fuera de casa con la compañía y el cuidado de mi persona de mi entera confianza. Al año siguiente, no dio lugar a preguntarle si quería volver. Antes de abrir el plazo de inscripción, él había decidido por su cuenta que se iba otra vez. Este año también, si es posible, irá. Y así hasta que él decida poner fin a esta etapa de su vida.
Muchas gracias, Mary Jane.

Nuria Garrido

El campamento de Irlanda fue una gran experiencia, ya que conocí gente nueva, tanto irlandesa como española y también practiqué y mejoré mucho mi inglés.

Por las mañanas íbamos al campamento con mucha más gente y realizábamos actividades como surf, escalada…y muchas cosas más. Por las tardes teníamos unas divertidas clases de inglés y hacíamos experimentos, y por las noches cocinábamos y teníamos tiempo libre. Los fines de semana hacíamos excursiones a pueblos, íbamos al cine y muchas más actividades.

Me lo pasé muy bien y fue una gran experiencia que no olvidaré nunca.

Maite (9 y 10 años cuando fue)

La oferta de viajes para niños a países de habla inglesa es enorme hoy día y, como padres, lo que más nos preocupaba a la hora de dejar a nuestros hijos salir al extranjero, no era que aprendieran inglés, sino que que aprendieran inglés y que lo hicieran en un buen ambiente. Mary Jane, a la que conocemos hace muchos años y en la que teníamos puesta toda nuestra confianza, demostró ser no solo una excelente profesora, sino que fue como una madre para ellos durante su estancia, sobre todo para la pequeña de 9 años, que era la primera vez que salía fuera. Los niños también ayudaron a que sus días de campamento fueran más que buenos, pues compartían todo y siempre en buena sintonía. Sin duda aprendieron el idioma, se soltaron mucho y como no, disfrutaron de lo lindo con todas las actividades que proponía el campamento irlandés. A estos ratos de ocio también se le sumaron muchos momentos de aprendizaje con Mary Jane, que también resultaron muy divertidos y provechosos pues así es como ella enseña a sus niños, usando por ejemplo la cocina, experimentos, visión de vídeos, juegos, etc.

Maite Briones

Es un programa totalmente recomendable, especialmente para las primeras salidas al extranjero de los niños ya que son un grupo reducido que recibe atención directa en todo momento.

El hecho de estar mezclados con niños irlandeses en las actividades potencia el aprendizaje del idioma, la capacidad de relación y la integración en las costumbres del país.

Van acompañados de personas de total confianza que hacen que la experiencia sea inolvidable tanto desde el punto de vista formativo como personal.

Estela (2017)

Cuando fui a Irlanda fue una experiencia inolvidable con toda la gente que conocí. Una de las cosas que más me gustó fue aprender a surfear y se aprende muchísimo inglés.

También me encantaba ayudar a preparar la comida todos juntos haciendo distintas cosas.

Una aventura inolvidable.

Cristina Gomez-Villalba

Lo que más me animó a elegir este campamento es la atención personalizada. No creo que haya muchos igual. La propia organizadora, Mary Jane, es una profesora americana, y combina una gran experiencia y grupos muy reducidos. Es ella la que viaja con los niños y vive con ellos en una casa dentro del campamento, como si fueran una familia, lo que es ideal porque son muy jovencitos. Ella se encargaba también de preparar las comidas… ¡¡¡riquísimas!!! Mi hija estaba encantada y eso que tiene dieta sin gluten, lo cual no supuso ningún problema. También me gustó el campamento que es de y para niños irlandeses. El único grupo de españoles era el nuestro. El inglés era el único idioma utilizado por lo que el inglés de mi hija dio un salto. ¡¡¡Primer objetivo conseguido!!! Pero además, esta experiencia les ayuda a tener una mente global, saber que existen otros chicos con otras culturas y con intereses iguales y distintos.  Ellos vienen encantados porque se divierten, hacen deportes, surf, actividades, excursiones, todo en un ambiente familiar y seguro.

Ana Estella (2016)

Fantástica experiencia, los niños aprenden inglés mientras juegan, hacen experimentos increíbles, aprenden a cocinar o incluso hace windsurf.

Mary Jane es una fantástica profesora de inglés que además es capaz de sacar lo mejor de cada niño, con muchísimo cariño y gran paciencia los ayuda a ser independientes y a adaptarse en un tiempo récord a un país y a unas costumbres tan distintas.

¡¡¡Para nuestros dos hijos ha sido una experiencia maravillosa es sin duda una “apuesta segura”!!!

Beatriz Gomez-Villalba (Verano 2013)

Fue mi primera salida al extranjero sin mis padres, ¡¡¡¡¡Fue alucinante!!!!!

El campamento fue súper divertido, me encantaron las clases de windsurf, hacer experimentos, hacer excursiones  en canoa, en bici; las clases de inglés fueron súper divertidas y aprendimos un montón y también aprendimos a socializarnos.

Fue una experiencia inolvidable.

Ramón García Gomez-Villalba Verano 2013 (tenía 9 años cuando fue a Bundoran)

Experiencias

Opiniones de padres y alumnos

Joaquin y Nerea participaron en el primer programa. Solo tenían 8 y 11 años. Nos costó mucho tomar la decisión, porque era la primera vez que se hacía y era su primera salida “solos” fuera de España. No nos equivocamos, tal como imaginamos, todo estaba perfectamente planificado y organizado. Nuestros hijos estuvieron felices todo el tiempo, y nosotros con ellos porque diariamente estábamos informados desde Irlanda a través del blog. Les veíamos disfrutar en las fotos y Tracy nos contaba todo lo que hacían y todas las anécdotas que surgían día a día, era como si lo viviéramos in situ con ellos. Se divirtieron de lo lindo (surf, climbing, jumping, piraguas, …) Volvieron más autónomos, (con alguna receta bajo la manga).Y su nivel de inglés mejoró notablemente, sin que les supusiera mucho esfuerzo. Joaquin y Nerea volvieron a repetir el programa dos años después.

 Gracias Mary Jane y Tracy por tan positiva experiencia.

Encarni (programa 2013 y 2015)

Mi hijo tenía 9 años recién cumplidos cuando decidí que tenía que vivir la experiencia de Irlanda. Mi familia no estaba de acuerdo porque era muy pequeño para dejarlo ir fuera de casa, salir del país y sin nadie que lo acompañara. Se referían a “nadie de la familia”, pero para mí la única garantía que tenía de que serían unas vacaciones estupendas para él era precisamente eso: que se iba con una persona que sabía que se comportaría con él como si lo mandara a casa de mi hermano o de viaje con mi cuñada, que cuidarían de él como alguien de su propia familia. Son unas vacaciones para ellos en familia. Disfrutando del verano y aprendiendo a desenvolverse fuera de casa con la compañía y el cuidado de mi persona de mi entera confianza. Al año siguiente, no dio lugar a preguntarle si quería volver. Antes de abrir el plazo de inscripción, él había decidido por su cuenta que se iba otra vez. Este año también, si es posible, irá. Y así hasta que él decida poner fin a esta etapa de su vida.
Muchas gracias, Mary Jane.

Nuria Garrido

El campamento de Irlanda fue una gran experiencia, ya que conocí gente nueva, tanto irlandesa como española y también practiqué y mejoré mucho mi inglés.

Por las mañanas íbamos al campamento con mucha más gente y realizábamos actividades como surf, escalada…y muchas cosas más. Por las tardes teníamos unas divertidas clases de inglés y hacíamos experimentos, y por las noches cocinábamos y teníamos tiempo libre. Los fines de semana hacíamos excursiones a pueblos, íbamos al cine y muchas más actividades.

Me lo pasé muy bien y fue una gran experiencia que no olvidaré nunca.

Maite (9 y 10 años cuando fue)

La oferta de viajes para niños a países de habla inglesa es enorme hoy día y, como padres, lo que más nos preocupaba a la hora de dejar a nuestros hijos salir al extranjero, no era que aprendieran inglés, sino que que aprendieran inglés y que lo hicieran en un buen ambiente. Mary Jane, a la que conocemos hace muchos años y en la que teníamos puesta toda nuestra confianza, demostró ser no solo una excelente profesora, sino que fue como una madre para ellos durante su estancia, sobre todo para la pequeña de 9 años, que era la primera vez que salía fuera. Los niños también ayudaron a que sus días de campamento fueran más que buenos, pues compartían todo y siempre en buena sintonía. Sin duda aprendieron el idioma, se soltaron mucho y como no, disfrutaron de lo lindo con todas las actividades que proponía el campamento irlandés. A estos ratos de ocio también se le sumaron muchos momentos de aprendizaje con Mary Jane, que también resultaron muy divertidos y provechosos pues así es como ella enseña a sus niños, usando por ejemplo la cocina, experimentos, visión de vídeos, juegos, etc.

Maite Briones

Es un programa totalmente recomendable, especialmente para las primeras salidas al extranjero de los niños ya que son un grupo reducido que recibe atención directa en todo momento.

El hecho de estar mezclados con niños irlandeses en las actividades potencia el aprendizaje del idioma, la capacidad de relación y la integración en las costumbres del país.

Van acompañados de personas de total confianza que hacen que la experiencia sea inolvidable tanto desde el punto de vista formativo como personal.

Estela (2017)

Cuando fui a Irlanda fue una experiencia inolvidable con toda la gente que conocí. Una de las cosas que más me gustó fue aprender a surfear y se aprende muchísimo inglés.

También me encantaba ayudar a preparar la comida todos juntos haciendo distintas cosas.

Una aventura inolvidable.

Cristina Gomez-Villalba

Lo que más me animó a elegir este campamento es la atención personalizada. No creo que haya muchos igual. La propia organizadora, Mary Jane, es una profesora americana, y combina una gran experiencia y grupos muy reducidos. Es ella la que viaja con los niños y vive con ellos en una casa dentro del campamento, como si fueran una familia, lo que es ideal porque son muy jovencitos. Ella se encargaba también de preparar las comidas… ¡¡¡riquísimas!!! Mi hija estaba encantada y eso que tiene dieta sin gluten, lo cual no supuso ningún problema. También me gustó el campamento que es de y para niños irlandeses. El único grupo de españoles era el nuestro. El inglés era el único idioma utilizado por lo que el inglés de mi hija dio un salto. ¡¡¡Primer objetivo conseguido!!! Pero además, esta experiencia les ayuda a tener una mente global, saber que existen otros chicos con otras culturas y con intereses iguales y distintos.  Ellos vienen encantados porque se divierten, hacen deportes, surf, actividades, excursiones, todo en un ambiente familiar y seguro.

Ana Estella (2016)

Fantástica experiencia, los niños aprenden inglés mientras juegan, hacen experimentos increíbles, aprenden a cocinar o incluso hace windsurf.

Mary Jane es una fantástica profesora de inglés que además es capaz de sacar lo mejor de cada niño, con muchísimo cariño y gran paciencia los ayuda a ser independientes y a adaptarse en un tiempo récord a un país y a unas costumbres tan distintas.

¡¡¡Para nuestros dos hijos ha sido una experiencia maravillosa es sin duda una “apuesta segura”!!!

Beatriz Gomez-Villalba (Verano 2013)

Fue mi primera salida al extranjero sin mis padres, ¡¡¡¡¡Fue alucinante!!!!!

El campamento fue súper divertido, me encantaron las clases de windsurf, hacer experimentos, hacer excursiones  en canoa, en bici; las clases de inglés fueron súper divertidas y aprendimos un montón y también aprendimos a socializarnos.

Fue una experiencia inolvidable.

Ramón García Gomez-Villalba Verano 2013 (tenía 9 años cuando fue a Bundoran)

Experiencias

Opiniones de padres y alumnos

Joaquin y Nerea participaron en el primer programa. Solo tenían 8 y 11 años. Nos costó mucho tomar la decisión, porque era la primera vez que se hacía y era su primera salida “solos” fuera de España. No nos equivocamos, tal como imaginamos, todo estaba perfectamente planificado y organizado. Nuestros hijos estuvieron felices todo el tiempo, y nosotros con ellos porque diariamente estábamos informados desde Irlanda a través del blog. Les veíamos disfrutar en las fotos y Tracy nos contaba todo lo que hacían y todas las anécdotas que surgían día a día, era como si lo viviéramos in situ con ellos. Se divirtieron de lo lindo (surf, climbing, jumping, piraguas, …) Volvieron más autónomos, (con alguna receta bajo la manga).Y su nivel de inglés mejoró notablemente, sin que les supusiera mucho esfuerzo. Joaquin y Nerea volvieron a repetir el programa dos años después.

 Gracias Mary Jane y Tracy por tan positiva experiencia.

Encarni (programa 2013 y 2015)

Mi hijo tenía 9 años recién cumplidos cuando decidí que tenía que vivir la experiencia de Irlanda. Mi familia no estaba de acuerdo porque era muy pequeño para dejarlo ir fuera de casa, salir del país y sin nadie que lo acompañara. Se referían a “nadie de la familia”, pero para mí la única garantía que tenía de que serían unas vacaciones estupendas para él era precisamente eso: que se iba con una persona que sabía que se comportaría con él como si lo mandara a casa de mi hermano o de viaje con mi cuñada, que cuidarían de él como alguien de su propia familia. Son unas vacaciones para ellos en familia. Disfrutando del verano y aprendiendo a desenvolverse fuera de casa con la compañía y el cuidado de mi persona de mi entera confianza. Al año siguiente, no dio lugar a preguntarle si quería volver. Antes de abrir el plazo de inscripción, él había decidido por su cuenta que se iba otra vez. Este año también, si es posible, irá. Y así hasta que él decida poner fin a esta etapa de su vida.
Muchas gracias, Mary Jane.

Nuria Garrido

El campamento de Irlanda fue una gran experiencia, ya que conocí gente nueva, tanto irlandesa como española y también practiqué y mejoré mucho mi inglés.

Por las mañanas íbamos al campamento con mucha más gente y realizábamos actividades como surf, escalada…y muchas cosas más. Por las tardes teníamos unas divertidas clases de inglés y hacíamos experimentos, y por las noches cocinábamos y teníamos tiempo libre. Los fines de semana hacíamos excursiones a pueblos, íbamos al cine y muchas más actividades.

Me lo pasé muy bien y fue una gran experiencia que no olvidaré nunca.

Maite (9 y 10 años cuando fue)

La oferta de viajes para niños a países de habla inglesa es enorme hoy día y, como padres, lo que más nos preocupaba a la hora de dejar a nuestros hijos salir al extranjero, no era que aprendieran inglés, sino que que aprendieran inglés y que lo hicieran en un buen ambiente. Mary Jane, a la que conocemos hace muchos años y en la que teníamos puesta toda nuestra confianza, demostró ser no solo una excelente profesora, sino que fue como una madre para ellos durante su estancia, sobre todo para la pequeña de 9 años, que era la primera vez que salía fuera. Los niños también ayudaron a que sus días de campamento fueran más que buenos, pues compartían todo y siempre en buena sintonía. Sin duda aprendieron el idioma, se soltaron mucho y como no, disfrutaron de lo lindo con todas las actividades que proponía el campamento irlandés. A estos ratos de ocio también se le sumaron muchos momentos de aprendizaje con Mary Jane, que también resultaron muy divertidos y provechosos pues así es como ella enseña a sus niños, usando por ejemplo la cocina, experimentos, visión de vídeos, juegos, etc.

Maite Briones

Es un programa totalmente recomendable, especialmente para las primeras salidas al extranjero de los niños ya que son un grupo reducido que recibe atención directa en todo momento.

El hecho de estar mezclados con niños irlandeses en las actividades potencia el aprendizaje del idioma, la capacidad de relación y la integración en las costumbres del país.

Van acompañados de personas de total confianza que hacen que la experiencia sea inolvidable tanto desde el punto de vista formativo como personal.

Estela (2017)

Cuando fui a Irlanda fue una experiencia inolvidable con toda la gente que conocí. Una de las cosas que más me gustó fue aprender a surfear y se aprende muchísimo inglés.

También me encantaba ayudar a preparar la comida todos juntos haciendo distintas cosas.

Una aventura inolvidable.

Cristina Gomez-Villalba

Lo que más me animó a elegir este campamento es la atención personalizada. No creo que haya muchos igual. La propia organizadora, Mary Jane, es una profesora americana, y combina una gran experiencia y grupos muy reducidos. Es ella la que viaja con los niños y vive con ellos en una casa dentro del campamento, como si fueran una familia, lo que es ideal porque son muy jovencitos. Ella se encargaba también de preparar las comidas… ¡¡¡riquísimas!!! Mi hija estaba encantada y eso que tiene dieta sin gluten, lo cual no supuso ningún problema. También me gustó el campamento que es de y para niños irlandeses. El único grupo de españoles era el nuestro. El inglés era el único idioma utilizado por lo que el inglés de mi hija dio un salto. ¡¡¡Primer objetivo conseguido!!! Pero además, esta experiencia les ayuda a tener una mente global, saber que existen otros chicos con otras culturas y con intereses iguales y distintos.  Ellos vienen encantados porque se divierten, hacen deportes, surf, actividades, excursiones, todo en un ambiente familiar y seguro.

Ana Estella (2016)

Fantástica experiencia, los niños aprenden inglés mientras juegan, hacen experimentos increíbles, aprenden a cocinar o incluso hace windsurf.

Mary Jane es una fantástica profesora de inglés que además es capaz de sacar lo mejor de cada niño, con muchísimo cariño y gran paciencia los ayuda a ser independientes y a adaptarse en un tiempo récord a un país y a unas costumbres tan distintas.

¡¡¡Para nuestros dos hijos ha sido una experiencia maravillosa es sin duda una “apuesta segura”!!!

Beatriz Gomez-Villalba (Verano 2013)

Fue mi primera salida al extranjero sin mis padres, ¡¡¡¡¡Fue alucinante!!!!!

El campamento fue súper divertido, me encantaron las clases de windsurf, hacer experimentos, hacer excursiones  en canoa, en bici; las clases de inglés fueron súper divertidas y aprendimos un montón y también aprendimos a socializarnos.

Fue una experiencia inolvidable.

Ramón García Gomez-Villalba Verano 2013 (tenía 9 años cuando fue a Bundoran)

¡Reserva ahora!

LOGO
¿Tienes alguna consulta? ¡Escríbenos!

¿Es la primera vez que nos visitas?

¿Dónde nos conociste?

¡Reserva ahora!

LOGO
¿Tienes alguna consulta? ¡Escríbenos!

¿Es la primera vez que nos visitas?

¿Dónde nos conociste?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies